notoolate - espacio de salud y ocio

phone_number
 
 
 
 
 
 
Sección actual: Divertirse Viajes Londres
 
 

Londres

Londres_2Londres es una ciudad fundada por los romanos hace más de dos milenios. Hoy la capital de Inglaterra es un referente turístico que combina a la perfección, pasado, presente, diversión y cultura.

Ofrece multitud de lugares atractivos, únicos y dignos de visitarse.

Empezando por quizás el reloj más famoso del mundo, el Big Ben, con más de 150 años de historia. Sus sonoras campanadas se oyen en casi todo Londres y ayuda a los londinenses a ejercitar una de sus mayores virtudes, la puntualidad. Lógicamente también se sirven de él para despedir el año.

Solo dejó de tocar durante la primera guerra mundial para evitar los ataques de los zeppelín alemanes. Su nombre procede del nombre de la campana más grande de las que tocan sus horas.

Junto al Big Ben, el Parlamento Británico completa la que puede ser la imagen más típica de Londres, tantas veces vista en la pantalla a través de los informativos de la cadena británica BBC. Con la Abadía de Webminster forman un conjunto considerado patrimonio de la humanidad.

A pocos pasos de distancia nos espera el Palacio de Buckingham, con su atractivo y espectacular cambio de guardia. Se realiza todos los días a las 11:30 desde Mayo a Julio. En caso de que la Reina este en él, se lleva a cabo dos veces al día. De Agosto a Abril se suele realizar en días alternos y una sola vez al día. En caso de querer disfrutarlo y tomar buenas fotos, se recomienda ir como mínimo con 30 minutos de antelación a tomar posiciones. El palacio alberga en su interior los jardines privados más grandes de la ciudad y un fantástico lago artificial, el lago Serpentine. Solo es posible visitarlos cuando la reina no se encuentra en las dependencias, si es así, la bandera británica no hondeará en la fachada principal.

Junto al Palacio y formando parte de la inmensa lista de maravillosos espacios verdes de la ciudad, el frondoso Green Park. Perfecto para echarse y descansar por un momento.

Frente al Big Ben y a la otra orilla del rió Tamesis, un lugar que ofrece la oportunidad de tomar fotos maravillosas, la noria más grande del mundo conocida como "The eye" (el ojo).

A ese lado del río, y a 1,5 Km., merece una visita el Imperial War Museum, presidido por un excelente jardín lleno de ardillas. Este museo de acceso gratuito es un homenaje en recuerdo a lo ocurrido en las dos guerras mundiales del siglo XX.

Londres_1Si preferimos seguir en la orilla del Tamesis donde se encuentra el Big Ben y no cruzar hacia "the eye", se ofrecen interesantes alternativas moviéndonos hacia el norte.

Así tenemos Trafalgar Square con la alta columna rematada con la figura del almirante Nelson. Si seguimos caminando, encontraremos lugares tan interesantes como Picadilly Circus, Chinatown, Soho o la zona de diversión de Covent Garden, con el mercado del mismo nombre. Si nos apetece ir de compras, Regent Street colmará nuestras necesidades, encontraremos las mejores tiendas y marcas del mundo. Si preferimos algo más cultural, no anda lejos el British Museum.

Merece la pena desplazarse hasta la Torre de Londres y sus alrededores. También declarada Patrimonio de la Humanidad, construida hace casi 1000 años ha sido parte importante de la historia del país. Allí es donde se encuentran las famosas joyas de la corona. Famosa por los vuelos de los cuervos y sobre todo por la imagen de los Beefeaters con sus interesantes narraciones, que tanto ha popularizado la marca de ginebra del mismo nombre.

Junto a la Torre merece la pena esperar para ver como sube y baja, para dejar paso a los barcos que navegan por el rió Tamesis, el Tower Bridge (Puente de la Torre). Su construcción se inicio en 1886 y durante muchos años fue el puente levadizo más grande del mundo. Hoy es otro de los símbolos de la ciudad.

Conviven torre y puente, con el cercano y moderno City Hall, simbolizando el lado más actual de Londres.

No podríamos olvidar acercarnos a la maravillosa Catedral de St Paul, de finales del siglo XVII, es una de las escasas edificaciones que sobrevivió a la segunda guerra mundial. Escenario de bodas reales. Quizás su mayor valor es que sobre el terreno sobre el que se alza, construyo Melito de Canterbury la primera Iglesia de Inglaterra allá para el 604, para poder convertir a los anglosajones.

Junto a estos puntos de interés Londres sigue ofreciendo más y más. La nacional Gallery, Hide Park, el Museo Tate, el Museo nacional marítimo, visitar los grandes almacenes Harrods, etc...

En definitiva una ciudad con una amplia oferta de cultura, historia, diversión,.. Una ciudad cosmopolita y también con una vida nocturna muy activa.

Como Paris o Roma, Londres es un destino que todo el mundo debería conocer.

Nunca es tarde para visitar Londres